Seguidores

miércoles, 30 de septiembre de 2009

MIS COMPRAS VIAJANDO EN METRO

Hola

Aquí les dejo unas fotos de mis compras del fin de semana, en realidad no fueron muchas cosas pero tenía que ser solidaria con mi hermana y acompañarla.


Para las que quieran conocer un poco de como viajamos aquí en el DF aquí les dejo mi reseña que espero no las aburra...

Todo comenzó con el tradicional ritual de esperar que pasara la combi con lugares al metro, lo cual tardó un poco en ocurrir, de hecho estaba empezando a llover cuando por fin pasó una que abordamos con prontitud mi hermana y yo, el trayecto duró aprox 20 min pues no había mucho tráfico, mi hermana aprovechó para avanzar en el tejido de un oso amigurumi y yo sólo iba platicando, el chofer como siempre frenaba de repente y a mi parecer debería de considerar otra actividad pues el manejar no es lo suyo.

Llegamos al metro, primero hacer fila para comprar los boletos, como siempre mucha gente y alguno que otro queriendo colarse pero no les fue permitido, después pasar por los torniquetes y llegar al andén, íbamos con calma pero de repente empezamos a escuchar unos cánticos y a alguien que decía "apúrense porque hay partido y se van a subir los de la porra al metro y luego ya no avanza" así que corrimos escaleras arriba y alcanzamos lugar en el tren que estaba a punto de salir.




No conosco el metro de otros paises, pero viajar en el de la Ciudad de México es toda un calvario, primero, hay que subir dando empujones y soportándolos porque todos creen que el tren que se va es el último que pasará, cuando en realidad van y vienen, pero bueno, depende la hora y el día en que se tome, en nuestro caso fue relativamente simple pues no era hora pico, abordamos, cerraron las puertas y ya no alcanzamos lugar (lo tomamos en la terminal) Como de costumbre los vendedores de discos y cantantes con el sonido a todo lo que da, tan fuerte que no dejan ni escuchar los propios pensamientos, fue un trayecto de 6 estaciones, de indios verdes a hidalgo, escuchando el parloteo de la gente y sintiendo uno que otro empujon de la gente al subir y bajar.




Luego en el transbordo gente que se avienta y no deja salir y todos caminando en la dirección que quieren todos chocando con todos hasta llegar al siguiente andén; todos los vagones del metro tienen una leyenda en las pueras que dice "antes de entrar permita salir" pero pareciera que dice lo contrario pues la gente se avienta hacia adentro sin pensarlo.




Logramos subir, lo cual esta vez fue un poco más difícil pues había personas estorbando en la puerta que dizque porque ya van a bajar y si se meten mas luego no pueden salir, ese fue un trayecto mas corto, de solo tres estaciones pero mas tardado pues el metro se quedaba parado mas tiempo del necesario en cada estación por lo que se llenó mucho mas de la cuenta.

Llegamos al zócalo y nos bajamos como pudimos, salimos y nos encontramos con unos danzantes Aztecas, rodeados de puestos de cositas en venta, antojitos y chucherías, no nos quedamos a ver porque era tarde, además estaba lluvioso, pero de allí nos fuimos directo al buffet de comida china, donde comimos hasta no poder mas, es que eso de coma todo lo que pueda es maravilloso, aunque despiués de dolor de estómago.




Después de la comida empezamos a caminar apresuradamente pues ya casi era hora de que cerraran los comercios, comenzamos a ver estámbres, ganchos, botones, ojitos y varias cosas, la mayoría para mi hermana, en realidad no tardamos ni compramos mucho, solo unas cuantas cositas bonitas y a la carrera, no hay fotos porque íbamos corriendo.

Luego el regreso mas tranquilo, alcanzamos lugar en el metro las dos veces y todo transcurrió sin mayor novedad.

Espero que alguien haya llegado hasta el final de mi relato y les haya gustado, como pueden ver me gusta sacar muchas fotos.

Por último ahora si la foto de la bufanda terminada que hice gracias al pap del blog de Diana por si les gusta alla lo checan.


Ahora si me despido porque tengo que ir a lavar los trastes y que tengan todas un feliz jueves.

5 comentarios:

la india dijo...

ACA ESTOY VISITANDOTE...GRACIAS POR PASAR!PERDON POR LA TARDANZA ES QUE ESTOS DIAS MIS TRES HIJITOS ME TIENEN A LOS APURONES.MUY LINDO Y CALIDO ES TU BLOG, ME GUSTA!

UN BESOTE Y UN BUEN FIN DE SEMANA!!

ALE

nelly dijo...

es la primera vez que te visito, y la verdad esta bien lindo tu bog, a mi la verdad me encanta ir a centro, pero por mis nenes no puedo ir mas seguido

SUSANA dijo...

Hola Deya:
Me encantó todo tu relato ,yo tambien voy a todos lados con mi camara fotografica ,me gusta conocer como viven en otros lugares ,donde yo vivo no hay ni metro ni transporte público ,sólo remises o taxi es que es un pueblo pequeño ,para trasladarnos a la capital o otros pueblos entonces si tenemos servicios de omnibus de larga o media distancia ,me despido con un beso para ti y otro para Isabella ,hasta prontito.

Diana dijo...

Ay amiga, si que es difícil viajar en metro, pero también es una chulada.. puedes ir a cualquier lado y no es nada caro..

Gracias por visitarme, vuelve cuando quieras..

PuNtAdAS dEl AlMa dijo...

Es simplemente abrumador viajar en metro....pero me hubiera gustado haberte acompañado ,mi bus sale en indios verdes jajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...